miércoles, 7 de diciembre de 2011

Demóstenes, orador tartamudo.

Christian Grenier.Héroes de Grecia en la antigüedad. Anaya.

Demóstenes, junto a su hermana eran huérfanos. Estaban a cargo de sus primos, nada bondadosos, que se pasaban la vida metiéndose con el pobre Demóstenes, de su dificultad al hablar ya que era tartamudo y mucho más al enterarse de que su sueño era llegar a ser un gran orador, debido a su fascinación por el mundo de la política.

El pobre chico, harto de todo y de todos tomó como ejemplo los discursos de un buen orador y se marchó a un cementerio, donde se quedó hasta aprendérselos de memoria y conseguir superar su tartamudez a base de piedras en su boca. A sus 35 años cumplió su objetivo y consiguió superarse, siendo el mejor orador de toda Grecia, con mucho poder de convicción, lo que lo llevó a la muerte, al haber convencido a los griegos de luchar, llevándolos así al camino de la derrota.

Para matarse, subió al Templo de Poseidón con su hermana, quien pudo presenciar, llorando, cómo éste se moría envenenándose. Le dejó a ella como último recuerdo una piedra en el interior de su boca.

Lara Fanego

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada